De 5 a 7

El texto que sigue ha sido elaborado por nuestr@s compañer@s de CGT de la Universidad de Málaga, a quienes, con orgullo, felicitamos por su inspiración:

Gráfico de evolución del precio del crédito en los Grados

Gráfico de evolución del precio del crédito en los Grados
Fuente: http://josemanuelsanzmolinero.wordpress.com/

A las 5 de la tarde me entero de las intenciones del ministro Wert para el sistema de becas universitarias. Un sistema clasista que impedirá continuar sus estudios universitarios a muchos jóvenes con familias azotadas por la crisis que no podrán pagar los estudios de sus hijos, a pesar de que hayan aprobado, por no tener acceso a becas.
Atando cabos me dan las 6 de la tarde y caigo en la cuenta de que el plan del ministro Wert es perverso porque transfiere a los profesores la responsabilidad de decidir qué alumnos podrán acceder a beca y cuáles no, qué alumnos podrán seguir sus estudios y cuáles no y, de paso, incluso qué titulaciones podrán seguir impartiéndose y cuáles no por tener una matrícula muy corta. Bonita jugada…., es como las guerras del poema “General” de Bertold Brecht:
Ministro
Ministro, tu plan es muy potente
expulsa a cien jóvenes y les deja sin estudiar.
Ministro, pero tiene un defecto:
Necesita un profesor que lo pueda guiar.
Ministro, tu decreto es poderoso
Vuela como tormenta y destruye la igualdad.
Ministro, pero tiene un defecto:
Necesita un profesor que lo pueda pilotar.
Ministro, el profesor es muy útil,
puede suspender, puede colaborar.
Ministro, pero tiene un defecto:
Puede pensar.
Puede pensar.
(Disculpas a Bertold Brecht por la adaptación. Él, seguro que lo entendería)
Ya son las 7 de la tarde. Han pasado dos horas, el mismo número de horas que los puntos que pueden separar tener una beca de no tenerla. Mi compañera tiene entre sus manos los exámenes de tres alumnos. Dos de ellos han logrado superar la asignatura con un cinco y otro con un seis. Se merecen aprobar y seguir estudiando. Sin embargo, es posible que no les dé la media para la beca y tengan que dejarlo. Afortunadamente, mi compañera también conoce la canción de Brecht y, ante las órdenes injustas, nunca ha renunciado a pensar y siempre ha optado por soluciones más próximas a la justicia que a la legalidad. En esta ocasión lo tiene claro, los tres se merecen la oportunidad de seguir estudiando y ella tiene la potestad de poner la calificación final, así que la justicia ni siquiera entra en contradicción con la legalidad. ¿Pensamos cómo puede cambiar la vida de una persona en dos horas o en dos puntos? En nuestra mano está.
Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: